“Mi papá sale en la tele”. Un España – Rumanía de rugby diferente

Ni salí en la tele – bueno si, algo de pasada y no precisamente desde un prisma puramente deportivo- ni se me esperaba, pero para una niña de nueve años ver en la televisión un partido de rugby le hacía creer que cualquiera de los 15.600 aficionados citados en el Campo Nacional de Rugby Ciudad Universitaria, nuestro querido “Central”, era su padre disfrutando de algo que a ella le costaría entender: el partido más importante de la historia reciente de nuestro querido deporte.

Fotografía: europapress.es

La verdad es que para mi hija su padre es el mejor de todos, ¿qué le vamos a hacer?. Si no hubiéramos tenido la oportunidad de ofrecer a cualquier televidente la oportunidad de ver este partido en directo por Teledeporte seguramente mi hija hubiera pensado que su padre era Jesús Moreno en la melé, Mathieu Belie en la tres cuartos o Brad Linklater tirando a palos. Pero en este caso pude dejar de alimentar ese amor paternal para que pudiera ser testigo en la caja cuadrada de veinte tres héroes, a turnos de a quince, que hicieron convencerla que si a papá le gusta esto, a mí también me tiene que gustar.

Me la imagino atenta a cada toma que se hacía de la grada: ”¡es ese!, no ¡es ese!, no”, esperando ver de refilón a su enfervorecido padre que se le levantaba del césped de la parte superior de la grada -siempre cerca de la zona de las viandas, para que nos vamos a engañar- con cada ensayo, pateo, avant rival o touch robada. Las posibilidades de que papá apareciera de repente eran pequeñas, ínfimas díria yo. Pero como buena Puente seguro que en seguida……. Desistiría. Lo sé, esperabais leer lo contrario. Seguro que cambiaría un rato de canal, se iría a jugar a algo y volvería a la tele con una bolsa de patatas. Fiel reflejo de lo que su ancestro hacía en el campo: charlar con uno, meterse con otro, sacar algún parecido al de más allá y lo más importante, perderme mucho partido. “¿Ha sido avant?, eh, si -ni idea-. Pero el rugby es un deporte de sensaciones que le vale a todo el mundo sin necesidad de saber si se tiran en el ruck o si hay un retenido. Seguro que a cada cambio de tono de voz de Javier López, de Rodri Contreras o de Tiki Inchausti, ella levantaba la cabeza y prestaba atención a un deporte del que “tiene que amar” y sé que disfruta sin necesidad ni de jugarlo ni de entenderlo. Lo mismo hacía yo, cada vez que me perdía en cualquier conversación estéril el ambiente del Central me hacía recuperar la atención sobre el campo. Y es que estas cosas son hereditarias. Ni su padre lo ha jugado -ni siquiera a un nivel mínimamente competitivo- ni tampoco voy a decir que entienda el 100% de las decisiones del señor púrpura, pero lo amo y lo disfruto de la misma manera, o más, que de otra forma fuera posible. Es lo único que espero de ella: que lo ame, lo respete y se acoja al dogma no escrito de todos los valores y parabienes que el balón melón nos aporta a los que lo vivimos con ilusión.

Fotografía: elconfidencial.com

Escrito anda por ahí que la grada estaba llena de entendidos y de neófitos. Exacto, bendita comunión. Cierto es que el entendido es a veces muy pesado, a la par que yihadista, y que el neófito disimula con esmero no caer en situaciones donde se congele el tiempo y todo el mundo gire hacia él absorto tras un comentario u opinión inapropiada/o. Sinceramente sé que mi hija prefirió ver el partido sin el plasta de su padre a su lado diciendo que es cada jugada, o inventándosela desde su parte de padre orgullosa, y poder ser testigo de primera mano con la sensación que te da la televisión en directo de uno de los momentos más importantes de la historia del deporte que está empezando a descubrir.

Una imagen vale más que mil palabras, una transmisión en directo para miles de personas más, ya que satisface al entendido que no ha podido asistir y al neófito que con cara de no saber qué está pasando en el césped se asoma a una ventana de un mundo nuevo de sensaciones por descubrir.  Mostrar en directo la dureza, humildad y el amor por unos colores, en horario “prime” deportivo, vale más que cientos de artículos -benditos ellos- que sin experiencia visual previa caerán en saco roto y sólo en la mano del lado de los entendidos.

Fotografía: marca.com

Mi hija verá un mundial y lo verá conmigo, estoy seguro. Alguna vez preguntará que es lo que es cada cosa y otras se reirá de las caras magulladas y de los saltos en la touch. Pero mientras lo aprecia, y empieza a disfrutar, tendrá sobre ella mi “tortura psicológica” a lo gota china de todo lo que el rugby aporta en el día a día: la hará ser mejor persona. Para eso necesitamos un rugby más fuerte, más competitivo y con mayor difusión.

Necesitamos un mundial, vamos por ello, yo desde mi humilde opinión y mi parte alícuota de uno entre unos más o menos dieciséis mil más la tasa de share, le dedico la victoria a mi hija Claudia. Gracias por “vernos”, gracias por asomarte al rugby, gracias a todos los que habéis hecho que una nueva gota no caiga en saco roto en miles de hogares españoles.

Anuncios

El URO Rugby Alcorcon asciende a la tercera plaza y se mantiene en Segunda A

El URO Rugby Alcorcón ganó su último partido de liga ante Soto Del Real RC, 26-22, y sumado a la derrota de Torrejón RC ante CR Majadahonda B, acaba el año tercero en la tabla del Grupo Permanencia de la Segunda División Madrileña. El B cayó 83-7 ante el segundo equipo de San Isidro RC terminando el curso octavo en la tabla.

Final de la temporada de liga 2016 – 2017 y objetivo cumplido: el URO Rugby Alcorcón, gracias a un final de temporada arrollador, mantiene la plaza en la Segunda División A del rugby madrileño y finaliza el año arrebatando la tercera posición del Grupo Permanencia a Torrejón RC. Una última victoria, y la derrota de los rivales, permite poner el broche de bronce en la clasificación y de oro en lo personal.

Llevábamos un tiempo adelantándolo. El equipo de Gus Díaz había pegado un cambio de 180 grados desde el partido de la Dehesa Boyal ante el Sanitas Alcobendas Rugby D. Cierto es, que la primera fase y los primeros compases de la segunda, no fueron muy halagüeños de cara a la permanencia en la categoría. Los jugadores se encontraban en un circulo vicioso que no permitía sacar la cabeza del pozo de la clasificación. Desde el área técnica no se dudó nunca de las posibilidades de un equipo que ha acabado el año con un juego de primera división o incluso de División de Honor B. Desde aquel partidazo, que se perdió en el campo para después hacerse con él en los despachos, los alfareros han remontado desde la penúltima hasta la tercera plaza, y el juego de un atoramiento endémico a una alegría y una frescura de antaño.

La planificación del año que viene tendrá mucho que ver con el desarrollo de este último tramo de competición. Para el URO Rugby Alcorcón la permanencia en la categoría de plata del rugby madrileño es fundamental de cara al futuro a corto plazo cuando llegue la academia y a largo para cuando la escuela de el salto a senior. Hoy por hoy celebramos el trabajo bien hecho y la felicidad de ver rugby de Segunda A el año que viene en Alcorcón.

En relación al partido de Soto, un partido difícil pero con una actitud encomiable de los locales que salieron arrasando al contrario con quizás los mejores momentos de rugby de la temporada. Con un ojo puesto en Puerta de Hierro, Madrid Barbarians necesitaba sacar al menos dos puntos ante Club Atlético de Rugby, los tigres en doce minutos se ponían 14-0. Las noticias que llegaban desde la orilla del Manzanares eran más que positivas, y estas se juntaron con el arreón de Soto que acabó remontando el partido al término de la primera parte 14-17. Ese resultado era ya lo de menos, Barbarians había caído 29-45 y eso hacía matemáticamente equipo de Segunda A al equipo alcorconero.

Aún sabiendo que el partido no tenía importancia alguna, ya que pocos contaban con la posterior derrota de Torrejón, la segunda parte fue la guinda de la temporada remontando el encuentro con dos ensayos de Julio y Sherpa por uno de las cigüeñas. El partido moría con ese 26-22 que daba cinco puntos a los tigres que a la postre le colocaron tercero en la tabla.

Dar la enhorabuena a la Dirección Técnica del Club me parece escaso. El trabajo elaborado por Gus Díaz y Javier Galache es de diez en todos los aspectos. Técnico, motivacional y de seguimiento. Los jugadores han demostrado que en rugby no se arroja la toalla y el año que viene arrancaran un nuevo reto con el club en la división que han defendido con uñas y dientes hasta el pasado sábado.


El URO Rugby Alcorcón B finalizo su temporada en la Tercera División madrileña con una derrota ante San Isidro B por 83-7 que le coloca definitivamente octavo en la clasificación. Un año muy positivo para el filial tigre que continua sumando minutos y ayudando al primer equipo a lograr sus objetivos.

Enhorabuena a Koldo Medina por el trabajo realizado y por dar esos minutos de rugby a una extensa plantilla que necesita de rugby para su divertimento y proyección personal.

Fotografía URO A: Fernando Barreiro – eFebe

Fotografía URO B: Alexandra Muñoz

El URO Rugby Alcorcon a certificar la permanencia ante Soto del Real RC

Llega el final de la temporada este sábado, 15:00 hrs Campus URJC, con el último partido de liga ante Soto del Real RC. Después de una larga temporada cargada de altibajos, este fin de semana el equipo tigre puede salvar la categoría tras un final de campaña digno de todo elogio. El B también cierra el año con su visita a Orcasitas el sábado para medirse al B de San Isidro. Rematan la jornada de sábado las Gatetes con un amistoso en el Antonio Machado de Alcalá de Henares ante el femenino local.

Finalísima este sábado en la URJC con el último partido de liga que puede darle la salvación definitiva al URO Rugby Alcorcón en la Segunda División A madrileña. Soto Del Real RC es el rival, y las circunstancias derivadas de la eliminación de CAU Madrid B de la competición, hacen intrascendente el partido para las cigüeñas que se encuentran fuera de toda probabilidad de ascenso. Después del terremoto de CAU sólo queda una plaza para alfareros o Barbarians. Los Baabaas necesitan ganar o sacar los dos puntos de bonus y que el URO sume cero en su partido del sábado. Barbarians también se enfrentará a un equipo, Club Atlético de Rugby, que no se juega nada ya que está diez puntos del líder y a seis del tercero en la tabla. Los de Gus Díaz con una victoria sin bonus le bastaría para ser equipo de Segunda A el año que viene. Todo lo que sea por debajo de eso dependerá del resultado de Puerta de Hierro el sábado a las dos de la tarde.

El partido de Soto Del Real será todo un reto para los tigres. Los de la sierra madrileña no han ganado en la URJC pero si cuentan con un 100% de victorias en los disputados en el Amancio Amaro soteño. Esta temporada se han enfrentado en dos ocasiones: un amistoso de pretemporada y el partido de ida en la segunda fase. Ambos encuentros cayeron de lado del local por lo que no son buenos los antecedentes aunque si las sensaciones.

Es el momento de certificar el grandísimo fin de temporada que llevan desarrollando desde mediados de febrero. Un cambio de actitud que hace improbable pensar que en el último escalón del año se de al traste tanto trabajo desarrollado.


El URO Rugby Alcorcón B cierra también su concurso en la tercera división madrileña este sábado, 16:00 horas Polideportivo Municipal de Orcasitas, con el partido ante San Isidro RC B.

Un partido para intentar remontar alguna posición más desde la séptima que ocupa en la actualidad y acabar la temporada de una manera más que digna después del gran final de año que está desarrollando al igual que su hermano mayor.


Las Gatetes vuelven a jugar este sábado (15:30 Campo de Rugby Antonio Machado, Alcalá de Henares) ante el equipo femenino local. Dentro de una jornada de rugby donde se medirán las escuelas sub 10, sub 8, y la academia sub 16, las Gatetes cerrarán con un partido con grandes sensaciones después de la victoria reciente en la URJC ante Tres Cantos / Vallecas.

Fotografía: Fernando Barreiro – eFebe